Brindemos por el placer de estar vivos.

Por los que dijeron "no me gusta" y terminaron juntos y enamorados. Por las personas que ya no están a nuestro lado y las que siguen con nosotros y le dan sentido a nuestras vidas. Por esas personas que nos tuvieron y no nos valoraron. Por esa persona que te llamaba 70 veces al día y hoy ni te saluda. Por esas personas que quieren joderte la vida y que lo que logran es hacerte reír. Porque un día cada quien reciba lo que se merece. Por todos esos consejos que le sirven a otros menos a nosotros mismos. Y sobre todo por esos amores que dejaron huella y no quisieron quedarse para siempre... La vida es desierto y oasis, nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Por todos los aciertos y errores del 2010. Brindemos por ti, por mí y por el placer de estar vivos.

sábado, 20 de agosto de 2011

Se puede matar al soñador, pero no al sueño

Es fácil, muy fácil conocer gente.Pensandolo bien , la gente se conoce a todas horas , en colas de supermercados ,fiestas ,por amigos de amigos o simplemente con un -hola ¿que tal ? ,al llegar a una parada de autobús .Todo esto es cierto.Lo que también es cierto es que probablemente nunca vuelvas a hablar con el hombre de la parada de autobús o con la señora de la caja del supermercado ,y lo aún más probable es que si les ves no les recuerdes no por que no te importen si no porque cada minuto conoces gente.
Se puede conocer gente llendo en el autobús y no hace falta ni saludarles , ves como visten dónde bajan y ya conoces algo ,claro que, al día siguiente te habrás olvidado .
Conocemos gente ,porque vivimos rodeados de gente.De toda esa gente que nos rodea solamente un peqeño grupo nos conoce bien ; y uno aún más peqeño nos quiere , y dentro de los que nos quieren solamente algunos , muy pocos nos completan.
Encontrar a esa gente que nos complete es díficil .Esa gente nos hará sufrir solo que como decía Bob Marley en la vida todo el mundo te va a hacer sufrir ,por eso tenemos que encontrar a aquellas personas por las que valga la pena.
Nos harán sufrir las que más , pero también nos arreglaran y estarán siempre ahí para levantarnos .
Es curioso porque la persona de la parada del bus no te hace sufrir ,probablemente nunca lo haga y aún así yo prefiero a la que me completa .
Será que el mundo está muy mal o la gente loca , pero por mucho que duela a veces prefiero mil veces el hola que tal de las personas que quiero .

lunes, 1 de agosto de 2011

Porque eras lo primero y lo ultimo,el principio y el fin.

¿Alguna vez en tu vida has tenido una gran historia de amor?No un amor de ir por ahí de bares,o de ir de excursión,sino un amor de los que se te agarran aquí y parece que ni puedes respirar,yo si,es el,y ese gran amor no se olvida en la vida,llega un momento en el que se te olvida porque se acabo,si hubo algún problema,y solo recuerdas que es tu gran amor,y crees que todo es posible,que ese puede ser el momento en que funcione,tenia que probarlo pero claro se me olvida que lo nuestro no funciona y que no funcionará nunca por muy el amor de mi vida que sea porque ya pasó y que tenias razón tu,y todo el mundo,y que me equivoque esos cuatro días,como una especie de dibujo,pero creo que tengo derecho a equivocarme aunque vaya y vuelva millones de veces y os vuelva locos,y creo que todo esto me ha hecho madurar,y que lo siento.

viernes, 29 de julio de 2011

Si la distancia es el olvido haré puentes con tus abrazos.

Si yo... tú. Si caes... yo contigo y nos levantaremos juntos en esto unidos.Si me pierdo... encuéntrame. Si te pierdes... yo contigo y juntos leeremos en las estrellas cual es nuestro camino.
Y si no existe... lo inventaremos. Si la distancia es el olvido haré puentes con tus abrazos pues lo que tu y yo hemos vivido no son cadenas… ni siquiera lazos: es el sueño de cualquier amigo es pintar un te quiero a trazos y secarlo en nuestro regazo.
Si yo...tú. Si dudo, me empujas Si dudas, te entiendo Si callo, escucha mi mirada Si callas, leeré tus gestos.
Si me necesitas... silba y construiré una escalera hecha de tus últimos besos, para robar a la luna una estrella y ponerla en tu mesilla para que te de luz.
Si yo... tú. Si tú... yo también. Si lloro, ríeme. Si ríes, llorare pues somos el equilibrio, dos mitades que forman un sueño.
Si yo... tú. Si tú... conmigo. Y si te arrodillas haré que el mundo sea mas bajo, a tu medida, pues a veces para seguir creciendo
hay que agacharse. Si me dejas, mantendré viva la llama
hasta que regreses, y sin preguntas, seguiremos caminando.
Y sin condiciones te seguiré perdonando. Si te duermes, seguiremos soñando, que el tiempo no ha pasado que el reloj se ha parado. Y si alguna vez la risa se te vuelve dura, se te secan las lagrimas y la ternura, estaré a tu lado, pues siempre te he querido, pues siempre te he cuidado. Pero jamás te cures de quererme, pues el amor es como Don Quijote: solo recobra la cordura para morir. Quiéreme en mi locura, pues mi camisa de fuerza eres tu, y eso me calma, y eso me cura… Si yo... tú. Si tú, yo. Sin ti, nada.
Sin mi, si quieres... prueba.

jueves, 28 de julio de 2011

G

Hoy, una vez más, le he notado cercano, tan cariñoso como normalmente, tan él.. Una vez más soy yo aquella que se muere por dentro por no decirle lo que siente, lo que lleva sintiendo desde que aquello acabó, desde que yo le puse fin, que me muero por decirle ¡SI, TE QUIERO! y por ese puto miedo al fracaso una vez más aquí me encuentro, yo frente al miedo en este vacio.
Esa sensación de cariño, de poder llegar a creer que si, que el también sigue sintiendo lo mismo, que me ha dicho lo guapa que me veía hoy, me ha abrazado de nuevo, en ese cesped artificial yo he sido su punto de apoyo, su punto de encuentro, hemos escuchado esas canciones que aunque parezca que no, te hacen recordar, lo que has dejado atrás, lo que has perdido por el camino, lo que no has disfrutado, vivido y aprovechado desde entonces..
Pero un día más sigo siendo yo, aquella que se muere por volver a darte un beso, la que le gustaría estar minuto a minuto en el calor de tus brazos, un día más te quiero, te quiero y te quiero.
Te quiero.

Las pequeñas alegrías ni se alquilan, ni se venden.

Hoy, voy a cambiar un poco el estilo de mis entradas, hoy va a estar dedicada a una de las mejores personas que he conocido en mi vida, que se estrena como bloggera, y bueno, por lanzarla un poquito, y porque se merece un mundo, la conozco hace relativamente ¿tres, cuatro años? Para mi se me han hecho como una vida, como si la conociera desde siempre, se sabe mis gustos, mis manías, las cosas que me mueven, las que me motivan, mis puntos fuertes, pero también mis débiles, y sobretodo sabe exactamente que tiene que hacer para hacerme reír, para hacerme sentir que si, que está ahi, que siempre lo va a estar.
Siempre, una palabra un tanto relativa ¿no? puede parecer una exageración eso de decir esto es para siempre, dicen que ahi cosas que tienen fecha de caducidad, y no se las ponemos nosotros, vienen puestas y llegan sin avisar, cuando menos te lo esperas si, pero mirad, ahora para siempre me parece poco tiempo siempre que tenga que ver con ella.
Y esque no encontraría la palabra exacta, la palabra perfecta, la adecuada... para calificarte, no como Beatriz Perez, si no como persona, como aquella chica de dieciseis añitos que forma parte de mi vida desde el minuto 0.
beaperezvega.blogspot.com


Que te quiero pequeña, 24.

martes, 26 de julio de 2011

Amor cerrado, amor celoso, amor sentido..

Ay,los vicios, los vicios humanos! El alcohol, tabaco de liar,la sensación de sentirse borracho y poder cambiar,durante unas horas, la verdadera realidad. Engañarnos, hacernos creer lo que no somos, cambiar las cosas, ¿calmar dolor?
La seduccion, sentimiento no, solo sensacion. Fuerte, sin egoísmo,sin pensar, que solo sirve dejarse llevar..que te lleve al arrepentimiento aunque no sea un error. Engañarse no sirve, aceptarlo tal cual es. Oportunidades para compensar los daños.
Oportunidades que se dejan pasar.
Oportunidades que al final, se aprovechan sin más, pero por otros...
El amor cerrado,amor celoso, amor sentido. Compensado con el odio.
Obedecer a las leyes del tiempo, que dicen, ciertamente, que viene acompañado del olvido.
Y que al fin y al cabo el amor es un niño grande; las mujeres,sus juguetes...Y el temor de los hombres.
 

viernes, 22 de julio de 2011

Carpe diem.

Quién no ha subido nunca a la cornisa de las cosas imposibles. Quién no ha palpado jamás el vacío de un "porque no". Quién no ha sentido el precipicio de las cosas que algún día juró no hacer. Quién no se ha visto en el espejo de un "me da miedo", de un "ya nos veremos", de un "quédate hoy". Que levanten la mano y escondan la piedra.
Estas letras miopes sobre líneas retorcidas quieren rendir mi humilde homenaje a todos aquellos que alguna vez se han dejado la piel por dejarse llevar, a todos los que mandaron su razón a la mierda y lo hicieron de todo corazón, a los que ya no encuentran porque se lo han buscado, a los que prefieren vivir de esta manera antes que irse muriendo de cualquier otra, a los que eligen desterrarse de toda estabilidad y exiliarse de cualquier cosa parecida a la comodidad. Hedonistas por encargo, suicidas a domicilio, inquietos por vocación. Un ole para todos y cada uno de ellos. Un aplauso de parte de cada uno de mis poros.
A estos inadaptados emocionales sólo les mueve lo que realmente les mueve, sólo lo sienten si no se les hace sentir.

Rechazan la continuidad como valor supremo y absoluto, absurda ley que postula que las cosas, con el tiempo, no hacen más que mejorar, enriquecerse y madurar.
Y eso, para los que hacen negocio vendiéndonos un futuro mejor, resulta particularmente incómodo. Se enriquecen a base de endiñarnos un mañana muchísimo más prometedor que este ahora, el único que realmente nos pertenece. Toma, tú vete haciendo tus insignificantes planes para ser feliz el día de mañana, no se te vaya a ocurrir intentarlo a día de hoy, que eso no computa, no cotiza y lo que es peor, no renta.

Malos tiempos para ser incoherente, impulsivo, espontáneo. No es muy maduro eso de llevarse la contraria a uno mismo. No queda bien intuir en lugar de razonar. No parece inteligente tener corazonadas y sentir en consecuencia.
Pues mira, tú haz lo que quieras, pero yo me niego. Me niego a que conceptos como pasión y taquicardia, estén mal vistos sólo por efímeros, transitorios o coyunturales. Me niego a creerme que los que renuncian a ellos son más felices, ríen más y sufren menos.

domingo, 3 de julio de 2011

Co-razones | L'infinito e oltre

No hace falta que me digáis eso de que perdéis la cabeza por eso de que sus caderas...Ya sé de sobra que tiene esa sonrisa y esas maneras y todo el remolino que forma en cada paso de gesto que da. Pero además la he visto seria, ser ella misma,y en serio que eso no se puede escribir en un poema.Por eso, eso que me cuentas de que mírala cómo bebe las cervezas,y cómo se revuelve sobre las baldosas y qué fácil parece a veces enamorarse.Todo eso de que ella puede llegar a ser ese puto único motivo de seguir vivo y a la mierda con la autodestrucción...Todo eso de que los besos de ciertas bocas saben mejor es un cuento que me sé desde el día que me dio dos besos y me dijo su nombre. Pero no sabes lo que es caer desde un precipicio y que ella aparezca de golpe y de frente para decirte, venga, hazte un peta y me lo cuentas.No sabes lo que es despertarte y que ella se retuerza y bostece,luego te abrace y luego no sepas cómo deshacerte de todo el mundo.Así que supondrás que yo soy el primero que entiende,el que pierdas la cabeza por sus piernas y el sentido por sus palabras,y los huevos por un mínimo roce de mejilla.Que las suspicacias, los disimulos cuando su culo pasa, las incomodidades de orgullo que pueda provocarte, son algo con lo que ya cuento. Quiero decir que a mí de versos no me tienes que decir nada, que hace tiempo que escribo los míos.Que yo también la veo. Que cuando ella cruza por debajo del cielo solo el tonto mira al cielo. Que sé como agacha la cabeza, levanta la mirada y se muerde el labio superior.Que conozco su voz en formato susurro, y formato gemido y en formato secreto. Que me sé sus cicatrices, y el sitio que la tienes que tocar en el este de su pie izquierdo para conseguir que se ría, y me sé lo de sus rodillas, y la forma que rozar las cuerdas de una guitarra. Que yo también he memorizado su número de teléfono, pero también el numero de sus escalones, y el numero de veces que afina las cuerdas antes de ahorcarse por bulerías. Que no sólo conozco su última pesadilla, también las mil anteriores,y yo sí que no tengo cojones a decirle que no a nada,porque tengo más deudas con su espalda de las que nadie tendrá jamás con la luna (y mira que hay tontos enamorados en este mundo).Que sé la cara que pone cuando se deja ser completamente ella,rendida a ese puto milagro que supone que exista.Que la he visto volar por encima de poetas que valían mucho más que estos dedos,y la he visto formar un charco de arena rompiendo todos los relojes que la puso el camino,y la he visto hacerle competencia a cualquier amanecer por la ventana: no me hablen de paisajes si no han visto su cuerpo.Que lo de "Mira sí, un polvo es un polvo",y eso del tesoro pintado de rojo sobre sus uñas y sólo los sueños pueden posarse sobre las letras de su nombre. Que te entiendo. Que yo escribo sobre lo mismo. Sobre la misma.Que razones tenemos todos.Pero yo muchas más que vosotros.
Sé de sobra que este texto que e puesto, no es para nada mio. Pero a quien no haya visto el video, verlo y escucharlo, merece la pena ya solo sea por las palabras del chico o de la manera en el que lo dice todo.


jueves, 30 de junio de 2011

Escribe un título aqui..

La vida da vueltas, muchas más de las que puedas llegar a imaginar. La vida es como una noria gigante en un parque de atracciones. Arriba unas veces, abajo otras. Pero siempre girando, siempre cambiando. Y dentro de esa noria hay personas, que sin saber muy bien por qué nos marcan. Personas que giran, como nosotros y personas que si nos paramos, nos hacen girar.
Y sé que ahora mismo la estás imaginando, a ella. Se que en tu mente se está formando esa imagen, de su pelo color tierra cayendo suavemente por su espalda. Sé que piensas en sus ojos oscuros, llenos de soledad, como dos islas desiertas y sus labios, rosados y dulces como un cuenco de fresas.
Sé que justamente ahora estás pensando qué estará haciendo. Quizás esté en la azotea, como cada atardecer, como cada noche de estrellas azules. Seguramente estará sentada en el suelo apoyando la espalda contra una de las tres columnas. Sí, imagínala. Tendrá puesta la chaqueta o quizás esté envuelta en una manta, porque es tarde, y hace frío y no estás tú, para abrazarla y llenarla de sentidos.
No estás allí ahora mismo. Aunque ambos sabemos que te mueres de ganas ¿o no es cierto? Estás escuchando esa canción que inevitablemente te recuerda a ella. Sí, sé que sí, porque ahora mismo te has imaginado entrando por la puerta, has imaginado su cara de sorpresa al verte llegar sin previo aviso. Está llorando. Las lágrimas acuosas le resbalan por las mejillas. Vamos, acércate, preocúpate por qué le pasa. Quizás te echaba de menos o quizás las estrellas estaban demasiado bonitas esta noche como para no llorar al verlas.
Eso, abrázala, aunque solo sean imaginaciones tuyas, sí, siente la suave brisa de su perfume inundarte todo. Siéntela a ella, pequeña entre tus brazos, dulce y tierna, como su sonrisa, como su mirada, como un beso a escondidas. Siente sus manos tibias acariciando tu cuello. Sí...sé que ahora estás imaginando la parte en la que ella se acerca a ti, despacio, muy despacio, milímetro a milímetro. Sé que has cerrado los ojos y de repente has sentido con más fuerza el frío de aquella noche invisible. Sé también que en tu mente está su boca, muy cerca de la tuya, demasiado cerca como para no ponerse un poco nervioso. Se están rozando vuestros labios, pero no os besáis, todavía no, dejáis que ese huracán de emociones recorra vuestro cuerpo de arriba abajo haciéndoos estremecer a ambos del placer más absoluto.

Sé que ahora mismo estás maldiciendo esos dos milímetros imaginarios que os separan de ese beso o quizás te estarás lamentando por no estar allí, de verdad, quizás ella te esté esperando, o quizás no, quizás esté con otro, con cualquier otro haciendo todo eso que tú solo imaginas. Sí, quizás esté con otro...¿qué es eso? eso que está recorriendo tu cuerpo...¿celos? ¿rabia? Tranquilo...no te preocupes. Está sola, como cada noche, esperando a ver si llegas. Si por fin te atreves a subir. ¿Sabes? puede que ser valiente por una vez no salga tan caro, puede que merezca la pena intentarlo. Porque sé que tienes unas ganas locas de correr hacia su casa, subir las escaleras y decirle algo al oído, cualquier cosa.
Porque las estrellas están preciosas esta noche, sí, pero quizás serían aún más bonitas si las vieseis juntos.

martes, 21 de junio de 2011

Bad decisions make good stories.

Ahora me encantaría levantarme de la silla ir a la cocina y coger un plato, el mas grande el más bonito de la vajilla agarrarlo y empotrarlo contra el suelo y ver los pedazos saltar respirar hondo y volver a sentarme. Bueno, no en realidad miento, en realidad me encantaría destrozar la vajilla entera, llorar y gritar por el balcón de mi terraza todo lo cabrón que eres respirar darme la vuelta dar una patada al tiesto de la izquierda y ya después sentarme en la silla otra vez. Aunque si soy sincera lo que mas me gustaría hacer es que después de sentarme en la silla tu vinieras por atrás me dijeras una bobada al oído, me mordieras el hombro me levantaras y me dieras un abrazo, pero eso es imposible, y como si rompo la vajilla mi madre me va a hostiar solo me queda quedarme aquí sentada en esta silla de mierda desahogándome, escribiendo este tablón y engañándome creyéndome todas tus mentiras y teniendo una ligera esperanza, porque me gusta estar engañada.

sábado, 18 de junio de 2011

ABCDEFGHIJKLMNÑOPQRSTUVWXYZ

Dicen que en el verbo echar, lo primero que se echa es la H, y no.
En el verbo echar,
lo primero que se echa es de menos. Se echan de menos a los que no están, a los que se fueron, quizá también a los que nunca estuvieron, a los ausentes, a los que viven lejos y a los que están tan cerca que ni les sientes.
Se echan de menos a los que no se hacen ver, a los que no aparecen pero están. Te echas de menos a ti misma, y a los que ya no te rodean.

martes, 14 de junio de 2011

F**CK

¿Cómo coño quieren que me porte bien? Si de pequeña veía que Tarzán andaba desnudo, Cenicienta llegaba a media noche, Pinocho mentía, Batman conducía a 320 km/h, la Bella Durmiente era una vaga, Blancanieves vivía con 7 tios, Caperucita no le hacía caso a su madre, Betty Bop iba vestida como una fulana, Pulgarcita tiraba migas por todas partes y Popeye fumaba hierba... Por favor, ¡No me jodas!

viernes, 10 de junio de 2011

¿Corazón antes que cabeza?

Y en uno de esos momentos en los que te dedicas a mirar al mundo, coges una revista que te has encontrado en el suelo del piso dos y la abres por la página que te venga bien, total, aun no sabes si crees en el destino. La pregunta que encabeza la página es muy sencilla; ¿Cómo te definirías?, la respuesta no tanto...comentas la pregunta con los que están contigo, inmediatamente llueven ideas que quizá no te gusten en demasía, pero no siempre llueve a gusto de todos...sonríes, intentando ganar adeptos a ti, pero a estas alturas eso ya no es necesario. Mucha sangre que me hierve si me engañan, me enfado muy a menudo, puedo ser la persona más fría con la que hayas cruzado palabra y la más borde también, a momento débil, cada día más fuerte. Tengo un carácter demasiado fuerte, choco contra todo como si me diera igual el golpe, siempre, siempre, siempre, siempre corazón antes que cabeza. Hago lo que siento y siento mucho, pienso que si consigues una vida cargada de locuras, cargada de besos, cargada de sonrisas, cargada de anteponer tus sentimientos sobre todas las cosas, algún día tendrás razón aunque te hayas caido miles de veces por el camino, entonces te das cuenta que ha merecido la pena todo lo anterior, lo llorado y lo reido y por consiguiente lo vivido. Que nadie te diga lo que puedes o no hacer, que nadie ponga límite a ese poder creativo que derrochas, que nadie te diga que no queda tiempo. Tu definición gustará a unos, disgustará a muchos...pero yo no busco ser la más leída, yo busco a esa persona a la que le maraville esta definición hoy y decida quedarse con ella mañana. En el viaje podremos añadir acepciones...

lunes, 30 de mayo de 2011

Cuenta conmigo, cuando te pueda la vida.

’La verdad puede llegar a ser altamente dolorosa.’’

Perdona si no me atrevo a decirtelo a la cara.
Diffifile est longum subito deponere amorem. Probablemente no hayas entendido nada. Mejor. Mucho mejor. Así puede que empezamos a entendernos. Deja que me explique. Lo que quiero decir es que yo tampoco entiendo nada. Facta, non verba. Eso todo el mundo entiende y, quiere. Querer hechos. Qué bonita frase. Quiero hechos, no palabras. Me parece, y creo que estoy en lo cierto, que ya lo has dejado todo, absolutamente todo claro. Así que puede que esto quede aquí. Nunca más. Porque ya no puedo más. Porque hay un límite, y ya lo has superado. No me siento bien. Omnia mecun porto. Eso es lo único que me queda. Puede que no vuelvas a saber de mi. O si quién sabe. Pero tal vez esto sea lo más adecuado. Porque por una vez voy a sacar mi orgullo .Tengo que mirar por mi. Ya me cansé, demasiado he hecho. Con o sin recompensa. Sé que no he perdido el tiempo. De algo habrá servido. Habrá merecido la pena. Y no voy a estar esperando. Te prometí que siempre iba a estar aquí. Pase lo que pase. Y en otras cosas te fallaría y las incumpliría. Pero no en esto. Podría seguir escribiendo todo lo que siento, pero no creo que sea la mejor forma de decirlo. Tampoco creo que te interesara mucho leerlo. He aquí una especie de despedida. Esta vez la definitiva. Al menos hay que intentarlo. Por lo tanto, antes de acabar quiero que te quede bien claro.
Cuando te pueda la vida, cuenta conmigo.

domingo, 29 de mayo de 2011

50 razones para quererte.

Te quiero. No porque sea 14 de Febrero, no. Te quiero en Febrero, Enero y cada pequeña parte del calendario.
Te quiero por que haces las cosas fáciles, por que si tuviera que elegir un lugar para vivir sería tu cuarto.
Te quiero por que desde que te conocí, el mundo me parece un poco menos malo por que existes.
Te quiero por que con lo que te sobra me darías luz para encender los días.
Te quiero por que si me queda tu abrazo, y el beso que inventas cada día… si me quedas tú, me queda la vida.
Te quiero por tu sonrisa, la que me regalas cada día.
Te quiero por que siempre tienes un te quiero en los labios.
Te quiero por que eres tú.. y no otro, y como tú ninguno.
Te quiero por que prefiero tus ojos antes que cualquier otros, de esos que no tienen chispa.
Te quiero por que prefiero estar contigo antes que hacer cualquier otra cosa.
Te quiero por que podría pedir cualquier otra cosa en el mundo, pero no la quiero.. ¿Por qué? Por que te quiero, te quiero a ti.
Te quiero por que cuando digo que no te quiero es cuando más lo hago, y cuando más necesito que lo hagas tú también.
Te quiero por que no tenía suerte. Es más, no creía en la suerte… hasta que me encontré contigo. Me encontré con tu mirada, tu sonrisa, tus tonterías.. Dime, ¿como no voy a creer en la suerte ahora?
Te quiero por que los psicólogos que hablan de no anclarse a nadie, los maestros de educación

emocional, los expertos en autoestima, los que recomiendan ser fuerte.. tienen razón, pero yo soy más feliz cuando TÚ me miras.
Te quiero por que no hay cielo que se le compare a tus ojos y el sol podría salir solo con que respiraras.
Te quiero por que me conozco tu sonrisa de ‘‘ que le den al mundo que hoy soy feliz’’.
Te quiero por que me se de memoria los hoyuelos que se te forman en las mejillas y tu forma de ver las cosas.
Te quiero por que me se con los ojos cerrados donde quedó la marca de tus besos.
Te quiero por las locuras que pasan por mi mente cuando tus pestañas tocan con las mías y se que si tus manos se vendieran, yo sería la mejor postora.. aunque se vendieran muy caras.
Te quiero por que todo lo que te rodea es sencillo pero tu corazón complicado.. te quiero por que por eso, es fácil enamorarse de tus palabras.
Te quiero por que si señalara cada esquina donde voy besarte, serían tantas que algunas ni estarían construidas.
Te quiero por que si estuviera en coma, a mi, me gustaría escuchar tu risa..
Te quiero por que si llenáramos esos bombos enormes de la lotería, con un millón de bolas con los nombres de todos los hombres del mundo.. estoy segura de que si yo metiera la mano en ese bombo, sacaría tu nombre. Aunque me empeñara en buscar otro. Aunque metiera nombres repetidos.. sacaría el tuyo.
Te quiero por que me gusta vivir así, intensa y ligeramente el presente.. pero contigo.
Te quiero por que me he acostumbrado a ti, a tus manías. A vivir como vives tú y a vivirlo contigo, a vivirte a mi manera y a disfrutarte.. sobre todo a disfrutarte me he acostumbrado, a disfrutar cada momento que me regalas.

Te quiero porque John Lennon decía que la vida es eso que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes, por que ya son demasiados y por que poniéndole cabeza, corazón, y un taco de servilletas emborronadas con sueños... vamos a cumplirlos.
Te quiero por que no me gusta tu espalda.. por que es lo último que veo cuando te vas.
Te quiero porque soberbia es ir contigo de la mano. Te quiero porque pereza es ver desde la cama que te vas al trabajo, la tele encendida y tus ojos cerrados.. querer dormir el sueño eterno contigo en un piso αlquilado. Gula, por que eres mi menú del día y lo que sobre me lo como calentado.. como un vampiro, me sabe a sangre el rojo de tus labios. Te quiero por que envidia le tengo a tu ropa, tu peine.. a tu piel por llevarte siempre pegado, envidia le tengo al silencio cuando te quedas callado. Te quiero por que ira es querer tapar el sol si te quema demasiado. Avaricia, por que no comparto tu risa y te compro hasta los besos que no has dado… por que enterré las promesas que nunca te he dado. Te quiero porque los siete pecados capitales me saben a poco, habrá que añadir en la Biblia otros siete u ocho… Te quiero porque el pecado que falta, cariño, te lo digo al oído y te lo enseño con las manos… mi pecado preferido me lo callo, que hay gente escuchando.
Te quiero por que si busco en la cama con mis manos, espero encontrar tu cuerpo a mi lado.
Te quiero por que creo que entiendes como soy. Te quiero por que a ti, te puedo contar lo que a nadie le puedo contar. Te quiero por que me has enseñado el valor real de un te quiero y que todos los míos son tuyos y los tuyos míos. Que no hay nada mío ni tuyo, solo nuestro.
Te quiero por que nuestras miradas se encontraron y a separarme de ti no hay nada que se le compare..
Te quiero por que no necesito perderte para saber que te he encontrado.
Te quiero por que prefiero la guerra contigo a un invierno sin ti, por que pelearme contigo es lo mejor que me ha pasado.

Te quiero por que nada se compara a una película inacabada en un sofá contigo.
Te quiero por que las noches se vuelven frías sin ti.
Te quiero por tus pequeñas manías, esas que tanto me desquician y a la vez me gustan.
Te quiero por que cuando te conocí encontré un motivo para el día a día, una razón para una existencia vacía.
Te quiero por tus obsesiones, tu seguridad.. la que me transmites con dos palabras.
Te quiero por tu inseguridad, que a veces me asusta..
Te quiero por como caminas, y porque si fuera necesario se lo gritaría a cada persona que vive en este planeta.
Te quiero por que que no hay nada que me haga más feliz que que me hagas cosquillas debajo de las mantas después de decirme que me quieres, y que solo seré yo, siempre.
Te quiero por que me da miedo pensar en que puedas irte.
Te quiero por que me haces feliz.
Te quiero por que cuando estas en silencio me cuelgo de cada palabra.
Te quiero por que estaré ahí cada mañana… y cada noche.
Te quiero por que tengo tantas ganas como miedo.
Te quiero por la intensidad de lo que me das, que consigue el desinterés de otros amores para mi.
Te quiero por tu mirada única hacia mi, que nunca he visto repitas para nadie.
Te quiero por que no se por que te quiero, el caso es que por mucho que digo me parece poco y así se me pasan los días, los meses…
Te quiero por que las verdaderas historias de amor ni son fáciles ni vienen solas… el amor es cosa de héroes.

sábado, 28 de mayo de 2011

Sé que de siete días a la semana, yo te quiero ocho.

Que no hay monstruos en el armario, ni que los reyes magos te vigilan para ver lo malo que haces. Sé que los malos son muy malos, y los buenos no son tan buenos. Créeme, que he aprendido que los conciertos están para dejarse los pies, y la voz. Que los besos a escondidas saben mejor, igual que los cigarros encendidos con cerilla. Que un baño de agua fría a veces sienta tan bien como uno de agua caliente. Que el mundo está plagado de personas agradables, y a la vez, de personas que no merecen ser llamadas personas. Ahora sé que no hay calcetines para el pie izquierdo, ni para el pie derecho. Que los tacones a las cuatro de la mañana en una fiesta, ya no están en los pies. Que las medias se rompen muy fácilmente, y que el pintalabios rojo no se borra de las camisas blancas.
Ahora sé que de siete días a la semana
, yo te quiero ocho.

jueves, 26 de mayo de 2011

Supiste encenderme y luego apagarme,tú.

Te cruzastes en mi vida,y me gustastes mucho,incluso más que el chocolate con churros,más que una Cola en los días de calor y que un ColaCao en los días frios,más que ese regalo de reyes tan esperado y más que una golosina.Entrastes en mi vida, así de simple,sin más y arrasastes mi mundo..Hisistes que me volviera loca,loca de amor,y que diera todo por ti sin recibir nada a cambio.Al cabo del tiempo me hice invisible para ti.Tu no sabias nada,tu no sabias cuanto lloraba ni cuantas veces soñé en lo imposible,cuantos días pasé esperandote y olvidandome de que existían otros..Ahora creo que debo hacer lo mismo que tú,que te debo hacer invisible..

miércoles, 25 de mayo de 2011

¿Dónde se encuentra el futuro? Ni lo sé, ni me importa.

No dejes de pronunciar su nombre si es lo que quieres, no dejes que nadie te lo impida. No dejes que nadie te controle, que te haga pensar si vale la pena. Grita alto, grita muy alto. Hazle un pulso al miedo, da igual si pierdes, intentalo. No te lamentes por lo qué pasó y por lo que no llegó a pasar. No te preguntes más un "¿por qué?". Todos nos pasamos el día pensando en el pasado, o en que será del futuro. ¿Y el presente? Deja de comerte la cabeza y sé feliz. Encuentra una razón para estarlo; yo ya la encontré.

lunes, 23 de mayo de 2011

I ammmmmmmmmmmm..


Soy de las que siempre llevan los bolsillos llenos de monedas del dia anterior, de esas que se tragan el orgullo sin problemas, de las que no conocen que es el rencor. Soy de las capaces de tropezar con la misma piedra varias veces. Algo extremista. Soy de las que siempre llegan diez minutos tarde. Algo extrovertida, y algo tímida depende a quien preguntes. Soy de las que tardan en dormirse cada noche porque no pueden dejar de pensar, de las que se arrepienten y piensan que hacerlo es de idiotas. De las que prefieren la noche al dia, de las que sueñan despiertas. Soy de esas que saben diferenciar los amigos de los compañeros. De las que saben apañarselas.Soy de las caprichosas en cuanto hablar de cosas materiales, inconformista y algo desagradecida, pero que en realidad sabe que las cosas que le llenan no tienen nada que ver con eso. De las que piensan y dan vueltas a las cosas mil veces, de las que a veces sacan conclusiones erróneas, de las que se montan peliculas con poco. De las que dicen todo lo que les pasa por la cabeza sin necesidad de tomarse un cubata. De las que no les cuesta mostrar sus sentimientos y eso a veces le trae problemas. Soy de esas que mienten si es necesario por ver sonreir a quien quieren, de esas mentiras que auto-hieren. Pero soy de esas que odian las mentiras que engañan, que ocultan. Algo contraria, como habrás podido ver. Soy de las que prefieren las verdades que duelen. De las que no tienen problema en pasarlo mal. Soy de las primeras en hacerlo y en echarse a llorar en un mar de lágrimas. A las que califican de pasotas y a las que a veces les gustaria poder serlo. Soy de esas que admiran a las personas sencillas, pero de las que estan lejos de serlo esto. De las que pierden por el miedo a perder. Soy de las que se le dan mal los números y aún así sabe que 1+1 no siempre son dos. De las que nunca pierden porque estan perdidas. De las que han comprobado que es muy dificil no abandonar nunca sus sueños. De las que odian todo tipo de frases a las que se haya de responder con un "gracias".De las que no sabe que cara poner cuando abre un regalo. De aquellas que odian que hagan daño a quien quieren. En ocasiones algo "bipolar". Soy de esas que odian el egocentrismo, la intolerancia y la hipocresia y de las conscientes de que no queda en el mundo un rincón donde alguno de estos defectos no habite. De las que ama el sol y el frio, de las que aman sentirse vivas. De las que se sienten libres dia a dia, de las que quisieran ser jovenes por siempre y saben que no es posible. Soy de esas que siempre piensan "Carpe diem". De esas que odia que la gente crea conocerlas y que esperan que después de leer esto, te des cuenta de que sigues sin hacerlo. Soy de esas que se equivocan y creen que el mundo también lo hace. De esas que creen en el destino, de las que piensan que todo pasa por algo aunque eso nunca me consuele. Soy de esas que saben que no se puede temer a la vida porque va a suceder de todos modos. De las que muchas veces miran atrás, pero nunca retroceden. De las que saben que vivir atrapado en el pasado no puede ser bueno. De las que extrañan cosas sin lógica y se dan cuenta de lo que tienen cuando lo pierden. De las que se sienten felices por existir, pero tienen dias en las que quieren morir. De las que saben que es dificil saber si uno es feliz, porque saben que solo te das cuenta cuando no lo eres. De las que si no lo son, lo han sido. De las que creen que el mundo es maravilloso y el ser humano extraordinario. De las que saben que el mundo no es ninguna mierda, y que todo lo que lo parezca ha sido culpa nuestra. Soy de a las que les da igual que los demás no entiendan, pero que no soportan no entenderse ellas mismas.
De las que tal día como hoy, escriben textos de inmensidad indescriptible y los dejan sin acabar, porque soy de esas que odian los puntos finales.

Ley de causa y efecto.

La realidad es relativa. Mi realidad es mía, pero no es tuya ni suya. Tampoco yo me puedo apropiar de la realidad ajena porque no tendría nada que ver conmigo. Es como si habláramos de personas. La realidad se adapta a cada persona como las personas nos adaptamos unas a las otras. Esto no es más que simple filosofía mía mientras escucho Encore de Jason Derulo. Sí, no tiene lógica pero me inspira esa canción. Siguiendo el tema, mi realidad es un conjunto de conjeturas basadas en verdaderas tonterías llamadas impulsos. Porque mis últimos meses se han movido por instinto, por corazón. Jugando en la realidad no puedes usar la cabeza aunque te obliguen. La cabeza nunca te llevará a nada bueno, el corazón sí. Puede que luego sufras pero al menos lo intentaste, que ya es bastante.

jueves, 19 de mayo de 2011

Hay veces donde la esperanza es el sentimiento más perdido, el más desencontrado. A veces nos sentimos más solos que el que siempre esta solo. A veces, la palabra, luchar, no está en nuestro alcanze. A veces uno se equivoca, a veces uno pide perdón, pero eso quizás no basta. No basta para alguien que no sabe lo que es el perdón. Algo noble, reconocer que uno se equivoca, querer reconstruir lo que ya se perdió. A veces las palabras se sueltan, se nos van de las manos. Sentimos que hicimos lo incorrecto, e intentamos construir nuevamente lo correcto. El perdón es una palabra de exactamente 6 letras. Eso si, ¿Hay algo detrás de ella? Sí, por supuesto que si. Detrás de esa palabra esta el error, el arrepentimiento, el sentirte culpable, el sentirte la peor persona, en querer ser perdonado aunque a veces eso sea imposible. Perdonar hasta con lo que no existe, con lo que no tenemos a mano, es una desesperación. Sé que perdonar no es fácil, y que aunque lo hagas, el dolor sigue ahí, pero el tiempo cura, el tiempo le ayuda a la otra persona en seguir aprendiendo en ese error. Para mi, no hay cosa más noble que pedir disculpas y reconocer que te equivocaste, quizás para otros no sea así, quizás sea mejor no darle importancia a lo que hiciste, si le gusta bien, y sino también, quizás piensen que sus actos siempre sean correctos, y que en su mente no exista el perdonar. Quizás no exista el perdón en algunos ámbitos, pero la intención y el arrepentimiento se conoció. Existe el perdón, sino créeme, todo sería una locura. Hay personas que no me valoraron como yo creí hacerlo con ellas. Pero para todos existe una explicación a la agresión. Todos nos defendemos aunque no tengamos la razón. No es algo que pensamos, simplemente actuamos sin saber. En eso se trata el perdón, el error. Hablamos sin pensar, simplemente actuamos con la mente no con el corazón.

martes, 17 de mayo de 2011

Descriptio puellae.


Alea jacta est. Qué me dices ahora. Recapacita. Tienes miedo. A qué. Lo echas de menos. Tempus fugit.¿ Volverá a pasar? ¿Lo pasará mal? Sí lo sé, sólo hay una vida. Carpe diem. Busca. Encuentra. Recuerda. Más. Mucho más. Qué ves. Le ves. Sigue buscando. Dolor. Vita flumen. La vida pasa tan rápido. Ars longa, vita brevis. Largo es el arte, breve la vida. Qué le pasa a la gente con el arte de inventar, crear, manipular otra vida. No entiendo. Me irrita. Cierra. No te fíes .Resulta que la gente no tiene vida propia. Sí es eso. Mejor. Mucho mejor. Abre. Nuevo capítulo. Equo ne credite, Teucri. Qué razón tenía. No confiéis en el caballo, troyanos. Cómo tenía tan claro lo que iba a pasar. Sexto sentido, tal vez. Pero qué hubiera ocurrido si no se hubiesen arriesgado. Arriesga. Si no arriesgas ¿no…? Ganas. Recuerda: qué pasaría si… Nosce te ipsu. Pero cómo. Conocéte a ti mismo. Cuando deje la gente de inventar y crearme una segunda vida, quizás pueda saber quién soy. No te engañes. Sé perfectamente quién soy. Veritas liberabit vos. No lo olvides. La verdad os hará hombres. Aclárate. Borra tus dudas. Piensa. Te sigues preguntando. Dime la verdad. ¿Lo echas de menos? Solo yo sé la respuesta. Tu quoque. Y tú también. Qué venía ahora. Ah sí, después de la tormenta sale el sol. Pasa de página. Más aún hay más. Y más. Bla. Bla.Bla. Nihil novum sub sole. Nada nuevo bajo el sol. Todo sigue como lo dejaste. Sapere aude. Buena reflexión. Cómo te la traduzco; atrévete a saber. Sí creo que esa es la mejor traducción. Vale. No tengas miedo. Puedes preguntarme. El qué, no lo sé. Llevo tiempo esperando a que me preguntes. Después de pasar la página me pareció que todo iba demasiado deprisa. Me pregunté, mucho. El sol empieza a quemar en la ciudad de Troya, sólo tú puedes volver si quieres.Es verdad, eres libre. Sólo si quieres. Sabes quién soy, me conoces perfectamente. Lee la primera frase. Ya te lo dije:LA SUERTE ESTÁ ECHADA.

jueves, 12 de mayo de 2011

Que me quedo sin sonrisa,cuando doblas esa esquina.

Me acojono.Vuelve a pasarle.Otra vez esa cara de falta de aire,su sonrisa deja de dibujarse,intenta respirar profundo pero no puede…y otra vez rompe a toser de una forma exagerada, parece que cada partícula de aire que expulsa, es como un cachito de su vida que desaparece.Vuelve a levantarse corriendo, cogiendo ese medicamento que abre los bronquios, y sale por la puerta.Mi corazón vuelve a encogerse, me pongo nerviosa cuando le veo y le tengo cerca, pero me muero de miedo cuando le veo así.Frágil y delicado.Entra con cara de cansado, no puedo evitarlo y me giro sonriendo, esperando encontrar su sonrisa, aunque en realidad esté muerta de miedo por verle así.Y le veo como siempre, sentado cerca de a puerta sonriente como si nada pasase.Suena el timbre.Y camina por donde estoy yo, me paro frente a el y le pregunto si está bien.Me sonríe y me dice que sí, que solo es la alergia.No sé si creérmelo o no.Pero estoy seguro de que me importa demasiado,que no puedo verle mal.Camina sonriente, ágil como siempre.Y yo me quedo embobada mirándole, realmente, me tiene calada.

sábado, 7 de mayo de 2011

Que sin ti ya no puedo.

Miro tus ojos, se me escapa el mundo". Podría empezar así. Podría seguir con "Venga, quedate un poco más" Solo hasta que pase la tormenta... Antes de que sea demasiado tarde. Antes de que esto empieze a sonar a necesidad. Como aquel imbécil que todavia piensa que los sueños se hacen realidad. Como todas las canciones que muchos jamás entenderan. Como las miles, millones de miradas que nadie captará. Como todos los gritos que nadie consigue oir. Como tus tres encantos. Como una vida hecha a mi medida, que se encuentra con una puta piedra. Esa piedra eres tú. No consigo apartarla del camino. Me quedo ahí. No avanzo hacia delante. Me mantengo donde quieres (por definición, donde quiero) porque donde tú quieres yo quiero. Porque me quedo aquí. Me quedo aqui parada. No puedo.
Y dar las gracias a aquellas personas que siguen mi blog ^^

viernes, 6 de mayo de 2011

¿Para que suicidarte, si te puedes enamorar?

Si buscas alguien serio, formal, alguien que no te haga reir, que no tenga celos nunca, que sea segura de si misma, que no se queje nunca de nada, una chica perfecta, que se calle siempre lo que piensa, que le de igual lo que le ocurra a su alrededor, que se sienta siempre querida, alguien que tenga siempre buen humor, que jamas llore, que no le importe lo que piensen de ella, que sea normal y corriente, que te pueda asegurar un para siempre y te jure que jamas se acordara de todos los anteriores, que adore el deporte y tenga una belleza de escándalo, que no le guste dar abrazos, que no puedas confiar en ella,que odia que le digan guapa, sin caracter ni personalidad, que no se raye nunca por nada, que no le guste salir ni conocer gente, que te pueda prometer no hablar con más chicos, que le guste estudiar, que prefiera quedarse en casa, que no arriesgue,pero que luche por lo que quiere, que no sea una imbecil, que nunca derrame una lagrima por ti, que sea siempre ella la que tome la iniciativa...entonces...entonces creo que no, definitivamente no soy tu chica.

lunes, 2 de mayo de 2011

Correr detrás de ti, esos son mis planes.


Como Julieta sin Romeo, como un sábado sin fiesta, como un cigarro sin encender, como un bolígrafo sin tinta. Como un altavoz sin sonido, como una sonrisa sin ganas, como una noche sin luna. Como un día sin luz, como un beso sin amor, como unos ojos sin brillo. Como un abrazo sin cariño, como una pena sin llanto, como un invierno sin frío, como una mirada sin complicidad. Como un verano sin playa, como una melodía sin notas, como un camino sin dirección, como un álbum sin fotos. Como Babi sin Step, como un vaso sin llenar, como una clase sin alumnos, como un parque sin niños, como un recuerdo sin sentimiento, como una hoja en blanco, como yo sin ti, como tu sin ella.

domingo, 1 de mayo de 2011

De dónde se, cuándo sea.


De dónde sea, cuándo sea. Sólo porque el cuerpo te lo pida, o porque ya no puedas respirar. Dejando la ventana abierta para que todos lo vean, yendo despacito en mitad de la noche sin zapatos para no asustar, cambiando de planes y decidiendo que aquello no es que lo quieres hacer, en los hombros de un unicornio a medio pintar, con una capa para sentir que tienes poderes, con una botella de whisky en la mano equivocada que estrella contra el muro y no te deja pasar desapercibido, olvidando los chicles, explicando a otro de qué va todo, repasando mentalmente un cuento de superhéroes para no sentir miedo, sin ropa interior por lo que se pueda encontrar, con ganas de comerse el mundo o de que él te coma, resbalando en la lluvia, haciendo tu propia lluvia, curando heridas a medio camino, soplando para que el viento guíe en otra dirección, con la mente en blanco, con el corazón en la mano, sin sentimientos a la vista, sobrevolando distintos horizontes, en la cama de una habitación cualquiera, en el sillón de papá, en los libros escritos con el alma, con quilos de superficialidad, huyendo de la foto en cuestión, regresando al lugar donde pensaste que a partir de ahí tu vida podría acabar que todo tendría sentido, desahogando palabras ante la mirada atenta del único que te sabe escuchar, poniendo estupideces a doquier, en una utopía, destruyendo naves espaciales que se mueren por atacarte, leyendo la vida sin tapujos, en una sobredosis, cerrando los ojos ante un amanecer, escribiendo en la frente las bestialidades que deseas cometer, creando universos paralelos a la nada, haciendo que otro se sienta mal, gritando silencios, hablar en otro idioma como si no fuesen a entenderte, contando hasta mil noventa y dos, falseando euforia, melancolizando un atardecer, diciendo un adiós somnoliento, perdiendo el equilibrio, escribir canciones que nadie debería leer, vomitando secretos que hacen daño, diciendo algo y ya está, tirando piedras sin preocuparse por esconder la mano, escondiendo el mundo tras la persiana, en el mar ahogándose sólo para sentir la necesidad de respirar, tras una camiseta nueva, huyendo de un incendio que no puede dañar, en el ruido constante de los martes al mediodía, en la adolescencia, amando al primero que te haga caso, olvidando al último que no lo hizo, en las promesas, echando de menos a cosas realmente buenas, quemando cartas, ir para no volver, mintiendo sobre lo maravilloso que va todo desde que se ha ido, dejando un lugar vacío en la cola, sintiéndose débil, repitiendo las palabras de un diálogo perfecto, viviendo sólo la noche, en las madrugadas, recortando personas de los recuerdos, con una voz a susurros, midiendo el aire, en un cajón, borrando sentimientos, deseando empezar otra historia, descubriendo que el vecino de arriba tiene un talento oculto, en unas vacaciones mentales, siendo otro, durmiendo sin soñar, soñando sin dormir, besando una y otra y otra y otra y otra vez, en unos planes basados en unas entradas para dentro de seis meses, diciendo palabras que sólo las pueden decir los mayores, teniéndose, tiñendo el pelo de otro color, gastando el tiempo en abrazos, regalándose música buena, acabando con una tortura interna, saltando el arco iris sin buscar el tesoro en su final, comprendiendo la velocidad de la luz, desilusionando al malo de la película, dibujando aviones, revelando carretes de hace años, fingir interferencias, volviendo a febrero, pedir que sea tu cumpleaños otra vez, descuartizando palabras, exiliándose en la casa del árbol, sumando las risas, bañarse en el mar por la noche, en los tópicos no típicos, en unos brazos conocidos, llenando estas líneas.

viernes, 29 de abril de 2011

Quise contarte todos mis secretos hasta que tú comenzaste a ser uno de ellos.

-Lees sus mensajes una y otra vez..-Caminas muy despacio cuando estais juntos.-Mientras escuchas su voz, sonries sin ningún motivo.
-Cuando le miras, no ves a nadie más.-Te identificas con las canciones de amor.-Piensas en cada momento que pasas con él.-Te pones nerviosa si le tienes cerca.-Se convierte en todo lo que piensas.-Te das cuenta de que cuando piensas en esa persona sonries.Y aunque no haya ningún nombre escrito, estás pensando en esa persona mientras lees esto.
Me moriré de ganas de decirte, que te voy a echar de menos

F**cking perfect.

Me encanta dedicarme tiempo a mi misma, bailar en frente del espejo, cantar como una loca en la ducha, soy adicta al sol y a los chicles de hierbabuena, soy criticona, aunque nunca juzgo a la gente a primera vista, soy atrevida, me doy cuenta de los errores cuando ya me he caido mil veces en la misma piedra, me encanta hacer reír a los demás, activa, dinámica, me encanta dormir, me encantan los grumos del cola cao, siempre duermo profundamente cuando llueve, su sonido me relaja, suelo tomar decisiones rápidas, soy muy impulsiva, no me gusta equivocarme aunque lo hago frecuentemente. Mis comidas preferidas son todas las que sean pasta. No me separo de mi móvil, mi cámara y mi familia. La música es mi vida, la escucho a todas horas. La fotografía me apasiona, me encantaría dedicarme a ello en algún futuro no muy lejano. Vivo por y para ello. Me gusta oír cosas buenas de mi, y me paso por el forro la gente que me critica. Tengo muy mal genio cuando me enfado, procuro no ser rencorosa, aunque algo que duele nunca se olvida. Me gusta que me digan que me quieren, pero que sea de verdad. Me gusta el pelo liso pero también el ondulado, andar descalza. Soy terriblemente desordenada, cariñosa. Aunque distante a la vez. Cambiaría cualquier momento por un abrazo, me gusta nadar y poder sentirme libre, no suelo salir de casa sin maquillar, a no ser que sea domingo o me de pereza. Soy natural, no tengo nada que esconder y me muestro tal como soy, con todos mis pros y mis contras. Me encanta el ruido de los tacones y las sudaderas de colores. Me gusta ayudar a quién lo necesite, me hace sentir mejor. Pero no me gusta que se aprovechen de eso. Suelo pensar bien de la gente, aún sabiendo que casi siempre acabo equivocada, pero merece la pena por que he encontrado gente realmente fascinante. Me gusta reírme a carcajadas, el aroma a café, me encanta estar con mis amigos y olvidarme de la hora, me gusta el chocolate, y las guarradas como los gusanitos, las chuches.... Me gusta jugar, soy competitiva. He vivido grandes momentos junto a él. Me gusta ganar, veo bob esponja, adicta al youtube y al tuenti, odio que la canción se equivoque mientras la estoy cantando. Todo lo que me gusta es ilegal,inmoral o engorda... pero me importa un pito, por que me sigue gustando. Vivo intensamente, sin ningún tipo de arrepentimiento por cada momento vivido. Todo lo que ha pasado en mi vida me ha ayudado a crecer, y eso siempre es una victoria para mí. Me gusta como soy. Por dentro y por fuera, para que mentirnos. Me siento muy orgullosa de mi, y eso nadie podrá cambiarlo nunca.

miércoles, 27 de abril de 2011

tu memoria, por desgracia, es demasiado rápida para el tiempo.

Piensa que aun hay días que todavía están llegando, piensa que hay canciones que jamás has escuchado, piensa que hay historias que nadie te ha contado, piensa que hay lugares que no has visto, piensa que hay muchas fotos que no te has echado, piensa que hay muchas personas que aún no has conocido, piensa que te quedan muchos exámenes por hacer, piensa que te quedan muchos besos y abrazos que dar, piensa que te quedan mucho por reír y mucho por llorar, piensa que te queda muchas personas de las que enamorarte, piensa que te quedan muchos dibujos por hacer y otros muchos dibujos que colorear, piensa que te quedan muchas fiestas a las que ir, y también muchos días sin salir, piensa en los textos que te quedan por hacer, piensa en las excusas que te quedan por inventar, piensa en los perfiles y fotos del Tuenti que te quedan por ver, piensa en los móviles que tienes que tener, piensa en los números que tienes que apuntar, piensa en las llamadas que te quedan por hacer, piensa en los madrugones que te quedan, piensa en las discotecas que tienes que ver los sábados y echar de menos los lunes, piensa en los días que te quedan por levantarte a las doce de la mañana, piensa todo lo que te queda por hacer, así que ahora mismo sonríe y espera a que todo esto venga.

martes, 26 de abril de 2011

Vamos a esperar pues, casualidades.

Será que últimamente me gusta ser imbécil.Y qué bien se vive eh? Evadiendo responsabilidades, restándole importancia al noventa por ciento de las cosas, riendo y durmiendo, durmiendo y riendo.
Sí, ser imbécil en un periodo corto de tiempo es realmente agradable.
Luego te cansas. Te cansa que nada sea productivo y reconfortante. Te cansas de la rutina del gilipollas, te cansas hasta de ti mismo y te apetece irte a Zimbawe a salvar ballenas... si es que Zimbawe tiene mar y si es que hay ballenas. De todas formas ya sabéis por donde voy, los que lo sabéis. Entonces empieza el rollo, veamos que ocupa el 90 por ciento de mi vida, que debo evadir, que no; que es importante, que no; que es útil, que no. Está bien, te rayas pero mucho. Y luego se te pasa. Se te pasa porque te das cuenta que la vida sigue su curso, se tuerce, se te va la pinza, atraviesan montañas y movidas de metáforas que no me apetece pensar. Es un análisis exhaustivo de lo que te rodea, llegando a la conclusión de que las casualidades que pintan tu existencia son sin duda los átomos de tu día a día
.

martes, 19 de abril de 2011

Decidle a ese hijo de puta, que le quiero.

Llegué a la conclusión de que me da igual ya, si surge, surgió si no pues nada, siempre será mi amor platónico, aquel que no se puede alcanzar, el que no se puede conseguir, el que siempre está ahí, el que no envejece, el que nunca puedes sacar de tu cabeza, el que, por muchos chicos con los que estés, siempre seguirá ahí, el que te derrumba así sin más, el que echas de menos por las noches, al que hueles en todos lados, el que está sin motivo alguno en tu corazón, el que está en tu interior sin que lo sepas, y sin poder evitarlo, el que te saca esos miles de bichitos a recorrerte la tripa, cuando le ves por las mañanas, al que buscas entre la gente, con el que te chocas solo para que te mire, al que cuentas chistes solo para ver su preciosa sonrisa o llamas para escuchar su maravillosa voz, el que pasarán años y seguirá estando ahí, el que buscas en el chat para hablar con él, con el que quieres estar todo el rato.

Que las risas sean tranquilas, que la calma sea imposible.

Aprendí que los peces nadan y las aves vuelan. Que los políticos mienten, que la Tierra es redonda. Que la gente es falsa, que todo el mundo tiene dos caras. Aprendí que la suma de dos y dos son cuatro, que hay que dar más de lo que se recibe. Que no hay que ilusionarse demasiado. Que la vida es un regalo. Me enseñaron que el futuro no está escrito, que el universo es infinito y que nosotros somos personitas diminutas, casi inexistentes. Aprendí que el tiempo pasa, que las arrugas salen, que los pechos se caen y que la belleza no es lo más importante. Aprendí a no creer en las promesas ,a confiar en casi nadie y a contar con los dedos de una mano a quien de verdad siempre estuvo a mi lado.
Realmente me hace falta una mano para contarlas, y poco más. Por que no hoy hablar de ellas, de mis niñas, de las que me han ayudado contra viento y marea. Todas ellas tienen sus particularidades, y eso las hace únicas y especiales a su manera.
Hemos crecido, experimentado, aprendido y seguramente juntas hemos encontrado la manera de sobrellevar las cosas.




Un día se cruzan en tu vida personas que creías que serían insignificantes para ti, que, estando o no, tu vida seguía siendo la misma. Pero poco a poco te vas dando cuenta de que aquellas personas que apenas valorabas se han convertido en uno de los pilares fundamentales en tu vida, y cuando hechas la vista atrás te das cuenta de que los recuerdos más felices son a su lado. Porque sabes que por mucho que te equivoques siempre van a estar ahí, sacándote una sonrisa siempre que lo necesites, porque aún sin pedirlo harán lo posible por verte sonreír. Te das cuenta de que no puedes ser feliz si no las tienes a tu lado, que no puedes vivir si no están contigo, que echas en falta a los cinco minutos de haberte despedido de ellas. Que lloras si ellas lloran y ríes si ellas ríen, y que les darías todo si lo necesitan, donarías si hace falta tus dos pulmones, tu paciencia o una pierna entera si sabes que ellas serían las personas más felices de este mundo. Y te daría igual, porque su felicidad es más importante que la tuya.
Personas que te hacen sacar lo mejor de ti, que hacen que seas tu misma, y que tu puedas ser tal y como eres, que te sientes la persona más bonita del mundo cuando te llaman guapa y la persona más importante de su mundo cuando te dicen que te quieren, que te hacen sentir especial por cada abrazo que te dan, que te hacen sentir mejor persona con cada consejo dado, cuando te apoyan apsar de todo. Personas a las que quieres y adoras, personas que sin ellas, tu vida no seguiría siendo la misma, personas que no son insignificantes para ti porque se cruzaron en tu vida y pasaron a ser tu vida, y que todos los días das gracias por tenerlas, y estarás a su lado cuando el mundo se venga abajo.

SOIS LO MEJOR MIS NIÑAS.
           NPCM6.

lunes, 18 de abril de 2011

Ganas de ti.

Y no, antes de que preguntes, no lo se, no se si te quiero, no se si me gustas, no se si sólo te deseo, no se ni siquiera si podría estar enamorándome de ti... Se que me miras y me pongo nerviosa, se que me sonríes y sonrío yo, como una autómata, como si tu sonrisa arrastrara a la mía a través de un hilo invisible, se que me gusta tu boca, se que te abrazaría al menos 500 veces al día, sé que me alegro cuando se que te voy a ver, se que el día no es lo mismo si quedamos todos y tú no vienes, se que pienso en tí a menudo, demasiado a menudo quizás, se que me encantaría saber que piensas en mí... se que cuando me preguntas "Qué tal?", te diría "bien, con ganas de tí..."

viernes, 15 de abril de 2011

AMG.

''Ya sé de sobra que tiene esa sonrisa y esas maneras y todo el remolino que forma en cada paso de gesto que da.Pero además la he visto seria, ser ella misma, y en serio que eso no se puede escribir en un poema.
Por eso, eso que me cuentas de que mírala cómo bebe las cervezas,y cómo se revuelve sobre
las baldosas y qué fácil parece a veces enamorarse.Todo eso de que ella puede llegar a ser ese puto único motivo de seguir vivo y a la mierda con la autodestrucción...Todo eso de que los besos de ciertas bocas saben mejor es un cuento que me sé desde el día que me dio dos besos y me dijo su nombre.Pero no sabes lo que es caer desde un precipicio y que ella aparezca de golpe y de frente para decirte, venga, hazte un peta y me lo cuentas.
No sabes lo que es despertarte y que ella se retuerza y bostece,luego te abrace y luego no sepas cómo deshacerte de todo el mundo.
Así que supondrás que yo soy el primero que entiende,el que pierdas la cabeza por sus piernas y el sentido por sus palabras,y los huevos por un mínimo roce de mejilla.
Que las suspicacias, los disimulos cuando su culo pasa,las incomodidades de orgullo que pueda provocarte,son algo con lo que ya cuento.Quiero decir que a mí de versos no me tienes que decir nada, que hace tiempo que escribo los míos.Que yo también la veo.Que cuando ella cruza por debajo del cielo solo el tonto mira al cielo.Que sé como agacha la cabeza, levanta la mirada y se muerde el labio superior.Que conozco su voz en formato susurro, y formato gemido y en formato secreto.Que me sé sus cicatrices,y el sitio que la tienes que tocar en el este de su pie izquierdo para conseguir que se ría, y me sé lo de sus rodillas,y la forma que rozar las cuerdas de una guitarra.Que yo también he memorizado su número de teléfono,pero también el numero de sus escalones,y el numero de veces que afina las cuerdas antes de ahorcarse por bulerías.Que no sólo conozco su última pesadilla,también las mil anteriores,y yo sí que no tengo cojones a decirle que no a nada,porque tengo más deudas con su espaldade las que nadie tendrá jamás con la luna (y mira que hay tontos enamorados en este mundo).Que sé la cara que pone cuando se deja ser completamente ella,rendida a ese puto milagro que supone que exista.Que la he visto volar por encima de poetas que valían mucho más que estos dedos,y la he visto formar un charco de arena rompiendo todos los relojes que la puso el camino,y la he visto hacerle competencia a cualquier amanecer por la ventana: no me hablen de paisajes si no han visto su cuerpo.''

martes, 29 de marzo de 2011

Heartbreaker.

A todas nos encanta que nos hagan regalos. Nos gustan las tardes de reflexión y de hablar de experiencias amorosas. Nos gustan las películas románticas, con esos chicos tan buenos y tan idealizados que nos obligan a decir “quiero un novio así” al final de la película. Nos gustan los príncipes azules: chicos guapos, buenazos, capaces de darlo todo por nosotras. No comparto todos estos gustos.A mi no,no me gustan los regalos,ni hablar de mis experiencias,ni las peliculas románticas ,ni un chico perfecto ni quiero un príncipe azul. No quiero un chico bueno. Lo que yo quiero es a uno de esos que no es capaz de decir lo que siente,por miedo al que diran,uno de esos con el que puedas discutir con confianza pero al rato o al dia o incluso al mes ,volver a estar bien con el. El típico que mucha gente odia precisamente por ser todo eso. El que ha roto el corazón a miles de chicas. De hecho, él es un rompecorazones, pero a él nadie le ha roto el corazón... Ni siquiera ha entrado nunca nadie en el suyo. Y por eso me gusta. Porque quiero ser la primera que entre...y la última.

viernes, 11 de marzo de 2011

Yo creo en ti, amor.

Excuse moi si te chiamo amore, le susurró al oído, y una sonrisa enternecedora iluminó toda la habitación. Así es amore, mon amour cuando visitemos juntos la hermosa París, my love cuando te lleve a Nueva York o quizás incluso 喜爱 si me pides que te lleve a China. Viajar hasta el fin del mundo y enseñarte los rincones más bellos de cada lugar y poder compararlos con tu belleza. La habitación acabaría deslumbrando todo el planeta si ella seguía sonriendo de esa forma. Te cuidare tanto que nunca más sufrirás dolor y nunca nunca dejaré que te alejes de mí ni siquiera a tres metros sobre el cielo. Un beso final, como los de las películas, uno con sentimiento y amor y todas las cosas buenas que podamos pensar que este nos da cuando es tan fuerte, cuando nos completa, porque el amor no es para el mejor postor si no para aquellos que creen en él.

lunes, 28 de febrero de 2011

te quiero te quiero te quiero

Una vez le preguntaron a Lewis Hine, un fotógrafo de guerra, que porque había elegido esa profesión, el contestó que si pudiese contar con palabras todo lo que veía, no necesitaría cargar todo el día con una cámara de fotos... Que ciertos momentos de belleza, de desolación, de horror y de heroismo estaban más allá de las palabras. Yo también lo creo hay cosas que no podemos explicar con simples palabras, cosas como seguir vivos, sentimientos como el amor y el compromiso o sensaciones como volver a abrazar a un amigo. Quizá por eso nuestra vida se compone de imágenes, momentos congelados en el tiempo para siempre, de decisiones que cambian sin remedio el rumbo de las cosas, de fotografías fijas guardadas en la memoria que nos recuerdan cada segundo lo hermoso que es vivir.

jueves, 10 de febrero de 2011

Hay que mostrarse sin complicarse, dando margen a equivocarse

Odio despertarme con la alarma del móvil, a los graciosos de los toques a las cuatro de la mañana y la gente que no tiene sentido. Las clases de matemáticas y últimamente hasta las de educación física. Odio la gente que se cree mejor que yo, la que dice 'en fin', la que dice 'te amo' sin tener ni puta idea del amor, la que cambia de opinión cada dos segundos, la gente que vive para agobiar, la que miente y la que oculta la verdad aunque yo también lo haga. Odio la gente que después de un partido va presumiendo de haber ganado, pero que, en cambio, si su equipo pierde lo primero que hace es guardar la camiseta para que nadie la vea. Odio quedarme en casa los fines de semana, ir donde va todo el mundo, tener que hacer cosas por obligación, el frío, los semáforos, las palomas y las arañas, las canciones que tienen letras malas sólo para rellenar, las noticias y los anuncios de la radio en medio de un partido del Madrid. La gente que tiene en su habitación unos corchos medidos a la perfección con un
millón de fotos de 'amigos' a los que después de un mes ni reconocerá, y la clase de persona que juzga antes de conocer. Odio cuando me hablan al oído, aunque me encanta que lo haga él, a los que tienen mil amigos en el tuenti y conocen a cuarenta, a los que no saben apreciar las cosas que tienen y a los que prometen cosas que saben que no van a cumplir. Odio a la gente que no se valora aunque yo sea la persona que menos se valora del mundo, a la gente que le preocupa más lo que piensen los demás, la gente que se emborracha todos los sábados, la que no tiene otra cosa mejor que hacer que reírse de los demás y según qué gente, odio que me cojan las cosas sin preguntar. Odio el miedo y odio odiarlo, odio el amor y todos los sentimientos en general, por odiar, odio hasta la amistad por si algún día me falla.
Odio todo lo que se va, lo que vuelve un tiempo y se vuelve a ir, porque es devolver algo para quitarlo de nuevo. Odio que todo el mundo me pregunte si me pasa algo cuando perfectamente se ve que sí, tener que ocultar cosas para no hacer daño, que no esté aquí, que me duela el tobillo y tener una cicatriz. Odio querer cosas que lógicamente nunca voy a conseguir, odio soñar y acordarme después de los sueños. Odio que todas las canciones me recuerden a alguien, la gente que no entiende que no se puede olvidar así como así, la que lleva junta toda la vida y por cualquier tontería se separa. Odio a la gente que me recuerda todos los días lo poco que valgo y a veces, la que no se da cuenta de que para mí vale un mundo.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Llámalo amistad.

Somos como un rompecabezas de más de medio millón de piezas. Durante toda nuestra vída nos dedicamos a pasar muchos momentos juntas, lo que simboliza cada pieza del puzzle. Poco a poco, vamos dandole sentído a todo esto. Creemos que es lo suficiente grande y fuerte, pero en realidad no es ni la mitad de lo que nos queda. Todavía es muy pronto para decir que lo hemos terminado, es más, acaba de comenzar. Por eso digo que a pesar de los enfados, desacuerdos, disputas, tonterías y equivocaciones tenemos algo muy fuerte que nos une, y que nos hace acercárnos todavía más. Porque lo que tenemos hoy es muy dificil de conseguir, de lograr, de alcanzar.. y por muy cabezota que seamos, sé que somos incapaces de tirarlo todo por la borda. Yo no lo llamaría equivalencia, le llamaría amistad.

Debería ser un pecado esa sonrisa que quita la respiración.

Me gustaría ir a París, mientras me subo a lo alto de la Torre Eiffel y veo toda Francia. ¿Después? A Italia, donde me haré la típica foto donde yo, con toda mi fuerza y valentía, sujetaré la Torre de Pisa para que no se caiga. ¿Luego? A Londres, donde intentaré hacer reír a los guardias de seguridad con mis caras más extrañas y mis chistes malos. ¿Siguiente? A Las Vegas, donde me gastaré la ostia de dinero en el casino para no ganar ni un chavo, pero podré decir: ¡Viva a Las Vegas, baby!. ¿Aún más? Pues me iré a Nueva York, sí, y me subiré a la Estatua de la Libertad y veré como todo Manhattan amanece. ¿Y por último? Yo siempre digo que lo mejor, para el final. Por último me iré a Los Ángeles. Arrasaré en todas las tiendas de Beverly Hills, mientras me gasto casi todos los ahorros que me quedan en ropa. Luego, en Hollywood, iré mirando cada una de las estrellas del Paseo de la Fama y me haré una foto con la inmensa mayoría mientras sonrío bebiéndome mi Starbucks. También, me haré fotos junto al cartel de Hollywood, señalándolo con una gran sonrisa en mi cara diciendo: Sí, estoy en L.A. Y al final, me subiré a lo alto del mirador y miraré por última vez todo Los Ángeles. Pero cuando vuelva aquí, a España, me esperará lo mejor. Me esperarás tú.

martes, 8 de febrero de 2011

Si robas, que sea un beso.

Aprendí que la memoria no borra, esconde. Aprendí que el tiempo no cierra, pero ayuda a sanar. Aprendí a no ser vulnerable cuando dejaste de llamar. Aprendí a escuchar cuando oí tu silencio. Aprendí a pedir perdón cuando me di cuenta del error. Aprendí a levantar la cabeza cuando sentí odio y aprendí a llorar cuando me di cuenta de que no valió la pena. Aprendí a reir cuando soñé con tu sonrisa. Aprendí a recordar cuando entendí que todo vale la pena. Aprendí que no termina, que cambia de forma. Aprendí que no se puede querer eternamente y aprendí que si compito contra el tiempo, siempre pierdo. Aprendí que nada es tan malo y que me gusta caminar en una carrera. Aprendí que hay que rodear y llegar al otro lado para darse cuenta de que siempre es lo mismo. Aprendí qe los amores eternos pueden terminar en una noche, que grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos. Aprendí que el amor no tiene la fuerza qe imaginé. Aprendí que nunca conocemos a una persona de verdad, que todavía no inventaron nada mejor que el abrazo de alguien importante. Aprendí que el nunca más, nunca se cumple y que el para siempre, siempre termina. Aprendí que el que quiere puede y lo consigue. Aprendí que a veces el que arriesga no pierde nada y que perdiendo también se gana.